GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO
Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA





SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger


Más en mi youtube

MANUALIDADES-SANTOS-etc
ADOPCION ESPIRITUAL

CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente de cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , por la reconciliación y la conversión

VELA DEL CANCER
Ora por los que padecen éste mal


Blogueros con el Papa

MISTERIOS DE GLORIA. ROSARIO POR LA VIDA MEDITADO CON IGINO GIORDANI.

Fuente: Dioscésis Familiar de Granada




Rezo del Santo Rosario: Misterios Gloriosos
(miércoles y domingos).
«La grandeza de María es el reflejo de la grandeza de Dios: imagen y semejanza, como era de esperarse de una criatura que quería ser sólo la voluntad de Dios en acto. Una grandeza que es simplicidad. No hay nada complicado en ella: todo es directo, límpido y llano. No se necesitan palabras rebuscadas ni gestos estudiados para acceder a ella. Basta expresar el pensamiento propio, que ella manifiesta lo que piensa, con toda verdad y totalidad.

Por eso es libre. Libre de las numerosas prevenciones y cuidados con los que el hombre se acerca a su semejante, llevando dentro una carga de temores y cálculos, de fantasmas y deseos. María ama: y es libre. Ama en Dios, por Dios: por lo tanto no tiene miedo. No le teme ni siquiera a Herodes, ni siquiera a la guardia del pretorio, ni siquiera a la masa desenfrenada: ella hace la voluntad del Padre, y el resto ¿qué cuenta? ¿Si Dios está con ella, quién puede estar en su contra?.
1. LA RESURRECCIÓN DE JESUS.
”¡No tengáis miedo! Id a decid a sus discípulos: ¡Os precede a Galilea, allí le veréis!”.

Es así: en medio de horarios y coches, de obligaciones y teléfonos, hacienda y alquileres, con toda la burocracia, con los ruidos de alrededor, bajo las agresiones, con las enfermedades, si nuestra jornada va desarrollándose según el ejemplo de la Virgen, o mejor, en el corazón de la Virgen, se compone un poema divino.

Vivir a María es vivir como ángeles, con las facciones de los hombres. Es hacer de nuestra porpia familia una copia de la de Nazaret.
Es hacer del cuerpo –mediante el sacrificio y la renuncia- un altar.

Oremos, por intercesión de María, para que podamos recorrer con la gracia de Dios el camino que conduce a la plenitud de la vida en el hogar del cielo.
2. LA ASCENSIÓN DE JESÚS AL CIELO.
“Mientras los bendecía, Jesús se separó de ellos y ascendía, al cielo. Y ellos se postraron ante Él” (Cf. Lc. 24, 50-52).

Imitando a María, o mejor, uniéndonos a María, teniéndola presente durante las veinticuatro horas del día, la marcha de la existencia se convierte en un scala paridisi, una escala al Paraíso; porque en ella, por ella, con su ejemplo, todo se sucede en el único flujo de la voluntad de Dios: y ésta, si desciende desde el Paraíso, vuelve a ascender al Paraíso.

Colocada entre los hombres y Dios, para dar a Dios a los hombres, María resulta el camino más seguro para dar a los hombres al Padre.
Enfrente a Dios que desciende a la tierra, ella representa la humanidad que asciende al cielo. Enfrente a Él, que desde las estrellas bajó a un establo, ella, por Él, de un establo sube a las estrellas. Parece un juego de palabras: y es un tripudio de amor.

Oremos, por intercesión de María, para que todos seamos testigos del Evangelio de la vida.

3. LA VENIDA DEL ESPIRITU SANTO.
“Se les aparecieron lenguas como de fuego, que se repartían y se posaron sobre cada uno de ellos, y todos quedaron colmados de Espíritu Santo”. (Cf. Hch. 2, 1-6).
Humilde como es, de pocas palabras, amante como es de la oración y del trabajo, María pasa gran parte de su tiempo en el silencio y en la soledad.

No la soledad desesperada, vacía, de nuestro tiempo en la que el hombre, en medio de la muchedumbre urbana, no tiene con quién comunicarse y se queda solo, sino la soledad como ánfora llena de Espíritu Santo, en la que, si faltan los hombres, está presente Dios.
No estás solo cuando vas por la calle, en tren, por mar, en avión: estás escoltado por el Ángel de la Guarda, te acompaña la Madre del Señor, te sostienen la Santísima Trinidad.

Ni siquiera de noche estás solo en una habitación de hospital o incluso en una celda de cárcel; y del mismo modo en el trabajo o en el reposos; convives siempre, estás siempre en la Comunión de los Santos: y, mientras realizas una acción monótona, siempre puedes entonar tu alma como alabanza arcangélica.

Oremos, por intercesión de María, para que el Espíritu Santo ilumine e impulse a los gobernantes a defender la vida humana desde su concepción hasta su muerte natural.
4. LA ASUNCIÓN DE MARIA AL CIELO.
“La Virgen Inmaculada, acabado el trayecto de su vida terrenal, fue asunta a la gloria celestial en cuerpo y alma”. (Lumen Gentiun, 59).

¡La Asunción! El misterio de Dios que se humillaba en el misterio de María, se transformó en el misterio de maría que, por gratitud del Hijo, queda ensalzada como Reina del Cielo.

María que sólo habla de la palabra de Dios, solo es rica de la Sabiduría de Dios, es grande solo de la grandeza de Dios.
Su Asunción ha sido la apertura de la casa del Padre a toda la muchedumbre de hijos.
Ninguna criatura ha alcanzado jamás la altura espiritual de la Virgen, y ninguna lo hizo con mayor sencillez.

No ha habido cursos complicados de ascética o de mística en su carrera; hubo cocina, gallinero, lavandería, tienda (quizás la misma habitación para las camas, los utensilios y la comida), ha tenido trabajo y dolor, elementos de los que ella ha hecho momento tras momento, motivos de elevación a Dios, de holocausto al Eterno.

Oremos, por intercesión de María, Inmaculada para que los esposos vivan la pureza de su amor conyugal y este sea fuente de vida.
5. LA CORONACIÓN DE MARÍA COMO REINA DEL CIELO Y DE LA TIERRA.
“La Virgen Inmaculada fue exaltada por el Señor como Reina del Universo”. (Lumen Gentiun, 59).
El santo no es otra cosa que un enamorado: un enamorado de la Deidad, reflejada y acercada en María... El santo, hombre o mujer, es una copia de María.
...La santidad de María es el modelo de nuestra santificación: el modelo más sencillo, más casero, más apto para todos, en todas las condiciones.
En María, porque es Madre, no se conciben unas gentes menos amadas o menos apreciadas que otras, o una relación de dominadores o sujetos entre los pueblos, todos son hijos: su realeza es la solución a todos los conflictos.

Un alma que continuamente sobrevuela sobre la materia, libre de la servidumbre del mal, ya desde aquí abajo asume la conciudadanía de los cielos, donde María es Reina.
Nosotros en la Iglesia de Cristo nos sentimos de casa, nos sentimos de casa en la Comunión de los Santos, en el mismo ámbito que la Santísima Trinidad, sobre todo porque está María-, y puesto ¡que está la Madre, están los hijos.

Oremos, por intercesión de María, Reina de la familia, para que proteja a las familias que están sufriendo cualquier tipo de necesidad.

Para ir a cada Misterio, pinchar en el enlace respectivo:
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
loading...
TRANSLATE


EnglishcvFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified